FUNCIONES DE LA VITAMINA C EN LA BIOQUIMICA HUMANA

La vitamina C promueve la función de las mitocondrias saludables, ayudando a la adecuada síntesis de Atp, molécula de la energía.

  • Estimula el sistema inmune produciendo interferón, para aumentar el número de células Natural Killer, optimiza la fagocitosis y la migración leucocitaria, ejerciendo una acción inmunodefensiva.
  • Reduce el daño oxidativo a el p53, este es un gen denominado el guardián de la célula, actúa limitando el desarrollo de cáncer.
  • Tiene una importante influencia en el sistema de defensas del organismo al modular la actividad de células como los leucocitos y los macrófagos.
  • Mejora la cicatrización de heridas y reduce los síntomas provocados por reacciones alérgicas.
  • Actúa en el organismo como transportadora de oxígeno e hidrógeno y tiene efectos antioxidantes contra la acción nociva de los radicales libres, relacionados con el desarrollo de las enfermedades tumorales, cardiovasculares y neurológicas.
  • Participa de forma activa en los procesos de detoxificación hepática facilitando la eliminación de tóxicos .
  •  Interviene en la formación de colágeno (constituyente principal del cartílago, tendones, ligamentos y del hueso),como cofactor y teniendo la Glicina, lisina y prolina como aminoácidos.

La vitamina C ayuda en la conversión de los aminoácidos a los neurotransmisores; por lo que ejerce una acción antidepresiva.

Disminuye la producción de prostaglandina E2 y, por lo tanto, la respuesta inflamatoria; presentando actividad antiinflamatoria sistémica.

Participa en la síntesis de hormonas esteroideas fundamentales para envejecer de forma saludable y encargadas del metabolismo y oxidación de las grasas (lípidos).

Recicla la Vitamina E oxidada, evitando su efecto pro oxidante en esta condición.

Inhibe en el estómago la formación de nitrosaminas (sustancias potencialmente cancerígenas) a partir de los nitratos, sustancias que se encuentran presentes en ciertas bebidas y alimentos.

Interviene en el mantenimiento de la integridad de encías, huesos, dientes y vasos sanguíneos.

Aumenta la absorción orgánica del hierro presente en los alimentos.

Combate eficazmente la gripe, las alergias, el asma, la bronquitis y demás problemas respiratorios.

Ayuda a neutralizar y a eliminar todo tipo de toxinas acumuladas en el organismo.

Se ha utilizado en dosis altas en pacientes con SIDA (en tubos de ensayo inhibe la replicación del VIH).

Es fundamental para resistir el estrés, pues es el nutriente principal para las glándulas suprarrenales.

Ayuda a los diabéticos a controlar los niveles de azúcar en sangre y a proteger las arterias del daño provocado por la elevación de los niveles de azúcar (glicosilación de proteínas)

SALUD CARDIVASCULAR

  • Ayuda a controlar la presión arterial.
  • Eleva el colesterol “bueno” (HDL)
  • Reduce el colesterol “malo” (Ldl)
  • Limita la  Lp (a) ( Factor genético pro enfermedad cardiovascular)
  • Inhibe la oxidación del colesterol LDL, impidiendo su entrada en el endotelio vascular y limitando la obstrucción arterial.
  • Fortalece y flexibiliza las paredes de los vasos capilares.
  • Reduce el riesgo de sufrir espasmos vasculares que pueden generar infartos.

 

 EFECTOS EN  EL  CANCER

“La vitamina C tiene numerosos efectos en distintas actividades biológicas, quizá más amplios que cualquier otro nutriente”

(Instituto Nacional del Cáncer de los USA)

Efectos de la Vitamina C como agente anticancerígeno:

  • Previene la formación de sustancias cancerígenas.
  • Impide los daños del material genético (ADN) provocado por los radicales libres.
  • Evita la actividad cancerígena de los virus y los genes.
  • Regula y refuerza la inmunidad.
  • Retarda el desarrollo de tumores.

¿Por qué resulta muy necesario y eficaz en el tratamiento del cáncer?

Cuando se logran niveles plasmáticos entre 350 y 400 mlg/dl, (dosis orto moleculares endovenosos) la vitamina C actúa como un citotóxico para la célula neoplásica. Es decir, ayuda a la eliminación de esta célula porque se convierte en peróxido de hidrogeno, el cual es un poderoso oxidante. Las  células no cancerígenas neutralizan el peróxido de hidrogeno a través de las enzimas catalasas, pero las células cancerígenas al no tener catalasas, no pueden bloquear la acción pro oxidante del peróxido de hidrogeno en ellas. Es en ese momento que sufren lisis (rotura celular) mientras que las células normales se quedan aprovechando los efectos antioxidantes de esta interesante vitamina.

Debemos recordar que estos efectos solo se logran por vía endovenosa y no oral, además con la dosis adecuadamente calculada, dosis inferiores son inactivas para esta acción citotóxica y antioxidante selectiva.

 

Enfermedades en las cuales puede ser útil consumir vitamina C:

 

Asma. Ateroesclerosis. Enfermedades autoinmunes. Cáncer. Candidiasis. Fragilidad capilar. Cataratas. Displasia cervical. Enfermedad de Chron. Catarros. Enfermedad coronaria. Diabetes. Eczema. Fatiga y fatiga crónica. Enfermedades de la vesícula biliar. Gingivitis. Osteoartritis. Enfermedad periodontal. Enfermedad vascular periférica. Artritis reumatoidea. Lesiones del deporte. Glaucoma. Hepatitis. Herpes simple y herpes zoster. Presión arterial elevada. Infecciones. Infertilidad. Degeneración macular. Menopausia. Prolapso de válvula mitral Esclerosis múltiple. Enfermedad de Parkinson. Úlceras pépticas. Preclamsia. Úlceras cutáneas. Cicatrizaciones.

 

INFERTILIDAD MASCULINA

 

Múltiples investigaciones han demostrado que la deficiencia de vitamina C ocasiona diversos efectos negativos a los espermatozoides:

 

  • Disminuye la cantidad producida.
  • Provoca baja movilidad.
  • Aglutinación de los espermatozoides.
  • Ocurren daños congénitos en los espermatozoides.